Por una generación libre de caries (Parte II)

    ¿Qué sucede si no tratamos una lesión cariosa?

    Los ácidos producidos por las bacterias siguen destruyendo la superficie del diente: puede causar dolor cuando afecta el paquete vásculo nervioso, fractura del diente, abscesos (flemones) y en ocasiones, infecciones con compromiso serio del estado general del paciente.

    ¿Cómo se diagnostica la caries?

    Inicialmente puede producirse una coloración blanquecina del esmalte dental (lesión de mancha blanca). Esta lesión es fácilmente tratable con flúor. Si la lesión progresa, aparece pérdida de sustancia y socavación del esmalte, lo cual es fácilmente detectable. Sin embargo, en los puntos de contacto entre los dientes, muchas veces se hace necesario la toma de radiografías para detectar las lesiones cariosas. En nuestra clínica contamos con un innovador sistema que mide el grado de mineralización del esmalte y nos permite implementar tratamientos cada vez más conservadores.

    ¿Cómo podemos prevenir la caries dental?

    Sabiendo que la caries es una enfermedad multifactorial, podremos actuar sobre todos los factores que podamos modificar. Por ejemplo: hacer el diente más resistente a la desmineralización mediante aplicaciones de flúor, tanto en clínica como en casa; sellar las fosas y fisuras de los molares (tratamiento en clínica), especialmente en los niños, siendo ésta una de las medidas más eficaces; disminuir el consumo de carbohidratos fermentables (especialmente los azúcares); hacerse una correcta higiene oral y utilizando el hilo dental para remover la placa bacteriana; realizar visitas periódicas al odontólogo, con ello podemos tratar lesiones incipientes y hacer una odontología mínimamente invasiva al tratarlas, lo cual es lo ideal tanto desde el punto de vista de la salud como desde el económico, ya que cuanto más progresa una caries más complejo puede ser su tratamiento, llegando a necesitar endodoncia (extirpación del nervio), coronas (fundas) o incluso necesitar un implante dental para sustituir la pieza en caso de pérdida.

    Pronóstico y expectativas

    El tratamiento a tiempo es menos invasivo, no doloroso y menos costoso que el de la caries extensa. Con las resinas compuestas logramos restauraciones estéticas y funcionales, especialmente en los estadios iniciales de las lesiones. Siempre recuerde: la prevención de las caries debe realizarse desde la erupción de los primeros dientes. Es recomendable realizar la primera visita al dentista alrededor de los 2 años de edad. Con los medios actuales es posible que nuestros hijos tengan una boca libre de caries.

    Dr. Carlos Patiño (artículo publicado en el diario La Opinión de Málaga)